Tonometría

Detección precoz de enfermedades como el glaucoma

Tonometría

Óptica dispone de unas instalaciones completas en las cuales realizar pruebas muy concretas como por ejemplo la Tonometría, que trata de medir la presión intraocular.

Mediante esta prueba se pueden detectar de forma precoz enfermedades como el Glaucoma. En función del tipo de tonómetro utilizado, la tonometría se clasifica en:

Tonometría por aplanamiento: la tensión ocular se mide de forma indirecta. Este es el método más comúnmente utilizado y en este caso se requiere la intervención de un oftalmólogo.
Tonometría de rebote: se realiza la medición de la presión a través de una sonda metálica microscópica dirigida contra la córnea, a partir de ahí se observa la velocidad a la cual la sonda se detiene al chocar contra la superficie corneal y el resultado será el valor de la tensión ocular.
Tonometría pneumática: la medición se realiza a través de una pequeña corriente de aire. Para medir la tensión ocular, se tiene en cuenta la medida de la presión necesaria hasta conseguir aplanar la córnea.

Habitualmente, la presión ocular del humano no debería superar los 22 mm HG. Si esto ocurre y no se muestran signos de glaucoma se diagnostica hipertensión ocular.

Actualizamos nuestra formación continuamente para poder ofrecerte el mejor servicio profesional.

Solicita más información, estamos encantados de atenderte